Saltar al contenido

UOCRA: VIOLENCIA Y TENSION EN ROCA Y VALLE MEDIO

Una jornada sumamente violenta, donde no faltaron las armas, se vivió ayer en dos sedes gremiales de los obreros de la construcción, en Choele Choel y en Roca. En la primera de las localidades el saldo fue un herido de tres disparos en sus piernas que anoche se encontraba en grave estado y la sede de la Uocra tomada por uno de los sectores, mientras en Roca el enfrentamiento terminó con un herido con piedras y palos y dos detenidos. En principio los hechos no estarían relacionados entre sí, aunque forman parte de las diferencias internas del gremio en la provincia.

El sonar de los disparos sacudió la mañana invernal de Choele Choel, generando temor y conmoción en la ciudad.

En un confuso episodio, donde se enfrentaron dos líneas internas de la Uocra, el delegado del Valle Medio, Daniel Méndez, recibió tres disparos de arma de fuego en sus piernas, con seis orificios de salida. A raíz de las heridas recibidas, que le interesaron una arteria, fue trasladado ayer cerca de las 15 hacia Roca, donde anoche era intervenido quirúrgicamente. En tanto, uno de los grupos tomó la sede sindical y aseguró que se mantendrían en el lugar hasta tanto llegara algún responsable del gremio a nivel nacional.

Tras el enfrentamiento ocurrido cerca de las 9 en Artigas al 300, llegó el fiscal, Miguel Ángel Flores, para investigar el caso y se montó un importante operativo policial, que involucró 30 efectivos – con personal de la comisaría local y ex integrantes del BORA. Pasadas las 19 los obreros levantaron la toma de la sede de Choele.

Sobre cómo acontecieron los hechos existen dos versiones bien distintas: quienes apoyan a Méndez señalaron que fue el grupo que llegó -integrado en su mayoría por personas de la localidad de Lamarque- quienes agredieron al delegado regional. En tanto desde el grupo que arribó se indica que fue un accidente, dado que fue Méndez quien sacó el arma y, tras disparar al aire, comenzó a forcejear con uno de ellos y se disparó solo.

Lo cierto es que cerca de las 9 de la mañana, alrededor de 30 personas llegaron hasta la sede sindical donde se encontraba Méndez acompañado por una importante cantidad de personas, dado que se había convocado a una asamblea. Hasta allí las historias corren paralelas para luego ser totalmente distintas.

Según José Luis Méndez, hermano del sindicalista, quienes llegaron le dijeron a su hermano “venimos a tomar el gremio por las buenas o las malas” y ante la negativa de Méndez de retirarse, una persona extrajo un arma y le comenzó a disparar, hiriéndolo en ambas piernas. Tras la agresión fue llevado hasta el hospital en un vehículo particular, dado que no llegaba la ambulancia.

Mientras tanto, Tomás Trincheri -vocero ante la prensa del grupo llegado desde Lamarque- sostuvo que “nosotros vinimos a tomar pacíficamente el gremio. Pero fue Méndez quien sacó el arma y disparó dos veces al aire. Allí comenzó un forcejeo donde él se hirió solo”.

Tras el episodio llegó el fiscal, que indicó ayer por la tarde que la causa fue caratulada como “lesiones graves, abuso de arma y usurpación”. La causa quedó en manos del juez de Roca, Oscar Gatti, dado que la jueza Marisa Bosco se encuentra de licencia y el juez Víctor Soto está abocado al caso Solano.

Flores indicó a este medio que se tomaron varias medidas, algunas para encontrar el arma y otras para determinar quién disparó. Fue así que pasadas las 14 se realizó un allanamiento en una vivienda en la calle Perito Moreno, a media cuadra de Avellaneda, pero la medida arrojó saldo negativo. Además, se realizó la prueba de parafina a quienes estaban en el local sindical. Hasta ayer por la tarde noche no se había encontrado el arma, y no pudiendo establecer aún el calibre las balas con que fue herido Méndez.

Anoche trascendió que en Chichinales la policía detuvo una combi que presuntamente iba al Valle Medio y habrían encontrado armas, aunque este dato no pudo ser confirmado.

En Roca la calma volvió alrededor de las 16.

Últimas noticias