Saltar al contenido

Una escultura homenajeará a los estudiantes del CET 1

Fuente DRN – Con 300 kilos de hierro recuperado de tanques de combustible, estudiantes y docentes le dieron forma a un proyecto institucional en el que cruzaron sus conocimientos técnicos con lo que aprendieron en un taller de arte: hicieron esculturas para intervenir un espacio público y homenajearse a sí mismos y a todos los pares que eligen una escuela técnica para el nivel medio.

La propuesta nació el año pasado en el Centro de Educación Técnica Nº 1 de Roca y cuenta con el aporte de los mil adolescentes que cursan en dicho establecimiento el secundario.

En la esquina del colegio, justo en la intersección de las calles Alsina y Pampa, colocaron las bases de la estructura que iba a contener un playón para inaugurar el próximo 23 de mayo la pequeña plaza.

Tres esculturas, bancos y placas para videntes y en braille para no videntes, harán de ese lugar un nuevo espacio para estudiantes y vecinos del sector.

El diseño consiste en tres figuras humanas y un libro. Según explicaron con entusiasmo, cada persona representa a una de las especialidades del colegio: mecánica, construcciones y computación.

“Los estudiantes de cada orientación decidieron qué símbolos, signos, números o formas quería calar en el hierro. Uno de los aportes de un chico de primer año que se destacó fue incorporar el símbolo de la discapacidad, para dar el mensaje de que con esfuerzo pueden ser muy buenos técnicos. Otros calaron herramientas o elementos distintivos de sus actividades”, indicó Rodolfo Santillán, docente del taller de construcción.

El diseño

“Tenemos conocimiento de como moldear, cortar, construir o diseñar, pero no de arte. Una reconocida escultora, Sonia Almada, dio un taller el año pasado que nos guió para poder representar a los estudiantes hombres y mujeres de todas las escuelas técnicas, y así fue que surgió ese modelo”, agregó.

Esta semana, personal municipal se sumó a las tareas. En la mañana del miércoles una cuadrilla trabajaba en el espacio, para rellenar con hormigón la plataforma que habían comenzado los estudiantes. Para los próximos días está previsto el armado de la plaza, es decir, el montaje de las piezas artísticas y el mobiliario urbano que acompañará.

“Este trabajo es salir a la calle, práctica más real imposible. Y creemos que va a dejar una marca indeleble en ellos por participar de su construcción y aportar a un espacio de la ciudad”, ponderó el docente, quien además puntualizó en que “se apoya la sustentabilidad, la idea de utilizar rezagos para crear”

Desde el colegio se destacó también el trabajo interinstitucional. Una escuela técnica de Regina, el CET 18, aportará las placas en braille y desde la Secretaría de Derechos Humanos se brindó la capacitación sobre arte.

Participantes
1.000 estudiantes que asisten a la institución aportaron con distintas tareas de diseño y construcción.
“Este trabajo es salir a la calle, práctica más real imposible. Y creemos que va a dejar una marca indeleble en ellos por participar”,
destacó Rodolfo Santillán, docente del taller de construcción.

Últimas noticias