Dic 5, 2022

ROCA PORTAL

El Portal de General Roca, Río Negro, Patagonia Argentina

Rocío López, la reina de las bardas

2 minutos de lectura

GENERAL ROCA – Rocío corre porque le gusta, pero no lo supo hasta que su compañera en el almacén la invitó caminar por la barda. Caminó poco Rocío porque se aburrió, entonces empezó a correr. La gente del almacén donde trabaja la entusiasmaron y la anotaron en una prueba a beneficio de Adanil, en diciembre de 2009. Rocío aceptó, corrió y ganó. Y desde entonces no paró de correr. El fin de semana pasado ganó el Woman Cross.

Rocío López, al igual que sus padres y sus hermanos, nació, se crió y vive en una humilde casita de Chacra Monte, zona rural al sur de Roca. Tiene 18 años y cursa quinto en el CEM 116 y no es un dato menor en su vida. Este año junto a su mamá María y otras mamás partieron a pie hasta Viedma para obtener de parte del gobierno provincial la atención que la toma y el acampe en el centro de la ciudad no habían logrado. El esfuerzo valió la pena: en Viedma consiguieron la autorización de las obras en la escuela, que aún continúan sin interrupciones y con los chicos en las aulas.

Para cuando se largó a la caminata por su escuela, Rocío sabía de largas distancias. Tras aquel debut ganador de fines de 2009, se dedicó a correr durante todo 2010. Ganó la Doble Apolo de ese año en la categoría mixta junto a Miguel Quidel. Recién entonces comenzó a entrenarse con un profe, lo hizo con Guillermo Paolini. Con él ganó las medallas de oro en 1.500 y 3.000 metros en los Juegos Rionegrinos; fue cuarta en 3.000 metros en los Juegos Nacionales Evita y tercera en los Juegos de la Araucanía, en Aysen (Chile). A fines de 2010 dejó de entrenarse con Paolini porque «había demasiada pista y a mi me gusta correr en la barda», confiesa.

Este año comenzó a trabajar con Matías Roht. Ganó el Desafío de los Cañadones, fue tercera en la Doble Apolo y conquistó el reciente Woman Cross, la prueba que no iba a correr. «La inscripción costaba 150 pesos y yo no los tenía, pero mis compañeros hicieron una vaquita y me anotaron», cuenta Rocío. Pero el triunfo vino con sorpresa: el intendente Carlos Soria conoció su historia y la premió con una beca deportiva.

Casi 300 damas participaron de este encuentro que tuvo tres recorridos: 5 (libre y no competitivo), 10 y 15 kilómetros. En la competencia central, Rocío se impuso con un tiempo de 1h 22m 52s, superando a la saltense Daniela Aqueveque por 19 segundos y a la cervantina Claudia Chichilnik por casi 6 minutos. Tras la prueba, Rocío no tuvo tiempo para la celebración. Siguió corriendo hasta el almacén El Cuy, donde trabaja de lunes a lunes. Mientras, la barda espera por ella hasta el próximo desafío. (DRN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.