Saltar al contenido

LAS PRIMARIAS 66 Y 133 DE ROCA SIGUEN CON PROBLEMAS

El malestar creciente de la comunidad educativa de J. J. Gómez a causa de los problemas en las instalaciones de electricidad y gas, entre tantos otros, en la Escuela primaria 66, motivó ayer que un grupo de padres se autoconvocara y decidiera no enviar a sus hijos a clases hasta que las soluciones no lleguen.

Tal como se informó ayer, la semana arrancó complicada para esta escuela, a la que asisten todos los chicos del sector, debido a las constantes fallas en el sistema eléctrico. Si bien se realizaron los reclamos correspondientes ante Educación, los padres ayer señalaron que las reparaciones requeridas no se han realizado.

A esto se suman dificultades con el suministro de gas, pérdidas y problemas en los calefactores, por lo cual ayer más de sesenta papás firmaron un nuevo petitorio para elevar a las autoridades educativas. En la nota, se puso de manifiesto, además, que decidieron “no enviar a sus hijos a clases hasta tanto no se cumplimenten los arreglos urgentes peticionados oportunamente” ante las autoridades locales de Educación.

Los reclamos incluyen además, la reparación -tanto interna como externa- del cerco perimetral del establecimiento.

En tanto, con desbordes cloacales desde hace varios días, problemas en los baños, viejas fallas edilicias, pisos rotos y falta de espacios, la Escuela primaria 133 sigue padeciendo constantes sinsabores, casi desde el comienzo mismo de las clases.

Ayer, luego de más de una larga semana de padecer olores nauseabundos en el frente del colegio, líquidos que inundaban el sector delantero y el área de salida del colegio, y llenaban de problemas el interior del establecimiento, personal de ARSA “aparentemente encontró el problema”, contó Luisa Chico, la directora de la escuela, “en una cañería que estaba obstruida entre la escuela y la calle”.

Esto había motivado numerosas quejas de padres también, además de los directivos de la escuela, ante Educación.

No obstante, la docente mencionó que “tenemos un listado enorme de temas a resolver”.

“Con este tema de las cloacas, el agua se volvía a los baños, y en la cocina teníamos problemas porque también subía, pero ahora la cámara séptica está rota así que van a tener que repararla, y además seguimos pidiendo que vengan para reparar las rajaduras que han aparecido en dos aulas. Hay mucha falta de mantenimiento. Fueron 25 años de parches y ahora nos pasa esto”, señaló Chico.

Fuente y Foto: DRN

Últimas noticias