Nov 26, 2022

ROCA PORTAL

El Portal de General Roca, Río Negro, Patagonia Argentina

Familia de Barrio Nuevo perdió todo en un incendio

2 minutos de lectura

GENERAL ROCA – Una familia de barrio Nuevo de esta ciudad lo perdió todo en la mañana de ayer. Otra vez un incendio en una casilla. Temperaturas bajo cero, nada de gas para calentarse, única opción del fuego, un tambor, una precaria estufa. Y la tragedia. Por fortuna no hubo que lamentar ni víctimas ni heridos.

Porque inevitablemente una chispa agarró un nailon en el techo y se avivó, se esparció por la vivienda y terminó con todo. «No soy amigo del nailon», dijo Octavio, testigo de la tragedia y abuelo de los niños cuya casa se consumió bajo el fuego. Octavio sabía del peligro, pero aseguró que Defensa Civil insistió en colocar esa «protección».

Como si un pedazo de plástico le otorgara la dignidad que le estaba faltando a la vivienda para paliar las bajas temperaturas de este invierno.

El incendio en la casilla de calle Defensa «al fondo» ocurrió ayer alrededor de las 9. Una de las niñas fue a prender el fuego para calentar su hogar y sin querer terminó con su casa, sus ropas, y quizás hasta sus animales, que las pequeñas buscaban desesperadas en el lugar.

«Yo les había armado un placar, tenían toda su ropa ahí. Las nenas salvaron las zapatillas porque las llevaban puestas», se lamentó Octavio. Una unidad del Cuartel Central de Bomberos trabajó en el siniestro, del que poco o nada se pudo salvar.

En la casa vivían –desde hace aproximadamente un año– una pareja con sus seis hijos, dos nenes y cuatro niñas, de entre 13 y 1 año. Al momento del desafortunado accidente los niños se encontraban solos, al cuidado de su abuelo, que vive en una casilla contigua. «Las nenas gritaban, estaban desesperadas», relató una vecina. Es que las llamas se llevaron todo tan rápido que no dieron tiempo a salvar nada. «En mis 63 años nunca había visto algo así», relató el hombre.

La madre de los chicos, Verónica, llegó ni bien se enteró de lo que había ocurrido. Según comentó Octavio, tanto él como su yerno son cartoneros.

La familia se ubicó en ese terreno hace aproximadamente un año y ya estaban iniciando la construcción de una pequeña casa de material en el mismo predio, detrás de la casilla. (DRN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.