Dic 5, 2022

ROCA PORTAL

El Portal de General Roca, Río Negro, Patagonia Argentina

Falta de combustible en la ciudad y la Región

3 minutos de lectura

Ayer fue el peor día. Colas de más de dos cuadras y cientos de automovilistas y motociclistas desesperados por conseguir un litro de nafta.

Caras largas, frustración, resignación. De todo se podía percibir en la mayoría de las estaciones de servicio después del desabastecimiento que comenzó a sentirse con más fuerza el lunes.

El escenario fue similar en Roca, Allen, Cipolletti y Neuquén. Mangueras cruzadas en general y donde había algo de combustibles las colas eran inter- minables.

Los argumentos son los de siempre: la reducción del cupo a los operadores de cada una de las empresas, la falta de combustible destinada al mercado interno y el incremento del parque automotor.

«Estoy bastante enojada. Desde hace más de 20 minutos que estoy esperando. No tengo ni idea de los motivos pero lo único que sé es que hay desabastecimiento en el país donde exportamos combustible», comentó Alicia, una automovilista que tuvo que esperar más de media hora para cargar unos litros en la Shell de Mendoza y 9 de Julio.

Tras recorrer varias empresas también detectó que cada estación de servicio está poniendo un precio distinto, lo que consideró una verdadera «manipulación» de los empresarios.

«Al final los perjudicados siempre somos los mismos, los que pagamos nuestros impuestos», dijo.

Para Jhonatan, el propietario de una moto 110 c.c. la situación era similar. «Ya recorrí varias estaciones de servicio y acá estoy esperando desde hace más de media hora», dijo el joven que junto a su pequeño esperaba el turno a metros de un surtidor.

Como una postal, la situación se fue repitiendo en otras estaciones de servicio de Roca, como la de Petrobras, en Bolivia casi avenida Roca. «Decidí cargar otra marca. Esto no se sostiene más», dijo una docente que por la mañana cargó nafta en esta estación de servicios.

Si bien existe una situación real, muchos automovilistas también entraron en una especie de «psicosis» reconoció Miguel Ángel Nonnenmacher, gerente de la empresa Petrovalle S. A. Aseguró que muchos van a cargar a pesar de que todavía les queda combustible en el tanque.

Igualmente reconoció que en la empresa reciben «muy poco combustible». Para Nonnenmacher resulta ilógico que por un lado se pretenda generar trabajo o turismo cuando ni siquiera hay combustible.

En la Shell de calle Mendoza, uno de los automovilistas fue a completar su tanque y sólo le entraron 15 pesos, es decir unos tres litros. Eso demuestra que también los que no necesitan cargar van a los surtidores.

Una de las estaciones de Roca recibió al mediodía un camión con nafta y en unas tres horas no les quedó nada.

La situación se trasladó a otras ciudades. Por ejemplo en Allen anoche, resultaba muy difícil conseguir un litro de nafta. Varios propietarios de estaciones de servicio sospechan que automovilistas de otras ciudades llegaron desesperados por la situación de desabastecimiento a cargar en sus estaciones.

El panorama no fue mejor en Cipolletti, donde por la mañana y hasta pasado el mediodía una estación de servicio tenía combustible, pero cuando la cola era interminable, les avisaron a los que estaban más atrás que se estaba terminando y que sería inútil que esperaran.

En Neuquén también faltó combustible. Algunas estaciones despacharon, siempre con la espera inevitable y otras cruzaron mangueras.

El tema no parece tener una solución inmediata y nadie sabe siquiera si en los próximos días se podrá cargar sin problemas. (DRN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.