Saltar al contenido

DESESPERADO PEDIDO DE AYUDA DE UNA MUJER EN VILLA REGINA

VILLA REGINA – Una joven reginense pidió urgentes respuestas de parte de la Justicia, para no transformarse en una nueva víctima de la violencia de género. La mujer está viviendo una historia de terror junto a su familia al ser víctima de constantes amenazas de parte de su ex pareja, que incluso ya provocó el incendio de un automóvil de su propiedad y el domingo fue detenido por la Policía cuando con un bidón de combustible intentaba prender fuego la casa donde vive.

“Ahora está detenido, pero va a salir más loco y tengo miedo por lo que me pueda pasar a mí o al resto de mi familia”, indicó la joven, que tiene dos hijos con su ex pareja, mientras que además en su casa residen su actual pareja, una bebé de ambos, una hija adolescente de su esposo, y el padre de ella, un hombre mayor de edad.

Mediante una carta pública, Valeria Pais pidió para que se “haga cumplir y respetar la ley 26.485 de violencia de género y 26.061 de protección integral de los derechos del niño”, para salvaguardar a su familia del accionar de su ex pareja, Jorge Darío De Monte, que está detenido al ser apresado por personal de la Comisaría Quinta cuando amenazaba de muerte a la mujer y su familia mientras exhibía un bidón con combustible frente a la vivienda.

El reclamo fue dirigido al juez de Familia Víctor Ulises Camperi, quien subroga el juzgado del fuero Civil, Comercial, Minería, Familia y Sucesiones 21 de Regina; a la jueza Margarita Carrasco a cargo del juzgado penal 20; al defensor de Pobres y Ausentes Julio Sueldo; al fiscal Andrés Nelly; a las titulares de las Comisaría Quinta y 35 de esta ciudad, Elba Fuentes y Beatriz Castillo, respectivamente; al intendente Luis Albrieu y al gobernador Alberto Weretilneck.

La situación de vivir en constante estado de temor lleva varios años, según explicó Pais, que ha presentado constantes denuncias contra De Monte. “La situación que estoy vivienda no es nueva y los jueces del juzgado 20 y 21 ya la conocen, al igual que el defensor y el fiscal, pero hasta ahora no he logrado ninguna respuesta. Como sugerencia me han dicho que me mude a otra ciudad o pedir una restricción de acercamiento, que si bien ya se pidió, no la cumple. No entiendo por qué hay que esperar que ocurra lo peor para tener una respuesta, pareciera que quienes somos las víctimas no tenemos derechos y quien agrede sí los tiene”.

En la dura carta pública rogó para que su pedido fuera escuchado. A “los representantes de la Justicia los hago responsables bajo toda ley de todo lo que le pueda suceder a mis hijos, al algún integrante de mi familia, o a mi persona”.

Últimas noticias