Saltar al contenido

Deportivo Roca perdió 1 a 0 de Local ante San Lorenzo de Alem por los Cuartos de Final del Torneo Federal A

1711-Depo-1

Fuente: Diario Rio Negro – Los cruces de playoff tienen esa particularidad de ser un partido largo de 180 minutos, donde la responsabilidad de los primeros 90′ recaen sobre las espaldas del dueño de casa. Ayer este papel se posó sobre Deportivo Roca, quien permitió que el invitado, San Lorenzo de Alem, se llevara más de lo que vino a buscar. Ahora habrá que ver si el Naranja es capaz de devolver gentilezas el próximo sábado en Catamarca.

Si bien es cierto de que Roca jugó mal el primer tiempo el 1-0 final para la visita marca la única, y determinante, ventaja para un encuentro que pudo ser de cualquiera. El Depo se encontró con un buen equipo, que tiene dos delanteros que exigen y mucho como Nelson Romero y Miguel Hernández, y dos volantes que son el motor del equipo: Daniel Carrasco y Leonel Rojas.

La labor de los mediocampistas catamarqueños se agrandó en el primer tiempo porque el Depo se equivocó demasiado en los pases cortos, y cuando intentó progresar individualmente también falló. Alejandro Monsalve y Alexis Cire ponen el músculo y el nervio, pero Roca necesita más de sus volantes más ofensivos.

El tridente que se movió delante del ‘doble cinco’ fue demasiado intermitente y el equipo lo sintió. Fernando Fernández y Federico Liguori en pocas oportunidades fueron compañía de Jonathan Morán, el único delantero local, y a Paul Carrasco le llevó demasiados minutos meterse en el partido.

Sólo Morán de destacó en una primera mitad demasiado táctica y casi carente de situaciones. Llegando a la media hora, el Dengue tuvo la más clara de la etapa inicial al recibir un centro de Carrasco desde la derecha, pero su cabezazo se fue apenas afuera.

Fue muy distinto el comienzo del complemento. El descanso relanzó la mejor versión del Depo en el partido. Tuvo más movilidad, toque corto y desmarque permanente. Contó con tres aproximaciones de mucho peligro, siendo la más clara la de Monsalve a los 5′ cuando recogió un balón en la media luna, amagó a pegarle, se guardó el balón y cuando se preparaba para ejecutar al arquero Julián Espeche, fue desestabilizado apenas por Carabalí y se quedó sin fuerzas para el remate final

El gol naranja estaba al caer pero el que golpeó fue San Lorenzo, en la primera chance clara que tuvo. En una contra, Romero primero juntó a los dos centrales del Depo y luego cedió para Pajón, quien le ganó el mano a mano a Leo Serrano y definió.

Roca entró en el desconcierto y casi sufre la segunda caída, pero esta vez Serrano le achicó bien el remate a Romero. Iban 25′, y de aquí al final fue todo del Depo, quien tuvo tres posibilidades clarísimas para empatar.

Primero se lo perdió Guido Altamirano, que llegó apenas tarde a un centro de Guevara y remató exigido con todo el arco a su disposición. Poco después, Liguori se filtró entre los centrales a pura velocidad, pero le quiso romper el arco a Espeche y su remate se fue alto. La última, quizás la más clara, Martín Pavez saltó más que nadie en el último centro de la noche, pero su cabezazo se estrelló en el travesaño. No pudo ser.

Roca regaló varios pasajes del encuentro, no ligó y pagó caro una desinteligencia defensiva. Ahora deberá hacer en Catamarca lo que no pudo en el Maiolino, aunque el crédito sigue abierto ya que ha demostrado en el torneo ser capaz de salir airoso en rodeo ajeno.

Últimas noticias