Dic 3, 2022

ROCA PORTAL

El Portal de General Roca, Río Negro, Patagonia Argentina

Colectivo de El Valle recibió un piedrazo y fue a parar al desagüe cerca de Allen

2 minutos de lectura

ALLEN – Un colectivo de larga distancia protagonizó un espectacular accidente sobre la Ruta Nacional 22 a la altura de Allen. El chofer del micro recibió un piedrazo en el rostro que atravesó el parabrisas y perdió el control del transporte, que quedó incrustado en un desagüe. Algunos pasajeros resultaron heridos y fueron hospitalizados. Desde «Vía Bariloche» se aseguró que se trató de un ataque intencional contra la unidad.

El accidente ocurrió ayer cerca de las 20 a 4 kilómetros al oeste de la Secretaría de Fruticultura, sobre la Ruta 22. En ese momento, el interno 7904 de la empresa «El Valle» que poco antes había partido desde Neuquén rumbo a Mar del Plata, terminó despistando e incrustándose en un desagüe situado al costado de la banquina norte.

El colectivo trasladaba a unos quince pasajeros de distintas edades, entre ellos una niña y un bebé, que viajaban a diferentes destinos y resultaron ilesos.

Según se pudo conocer el despiste de la unidad se produjo cuando el chofer recibió un golpe en su rostro de una piedra que provino del exterior y que atravesó el parabrisas del micro.

«Sentí una fuerte explosión, al instante al chofer que puteaba y después el colectivo se empezó a mover para todos lados hasta que se metió en el desagüe», relató a «Río Negro» un pasajero que resultó ileso y que viajaba a Choele Choel.

Personal del Cuerpo de Seguridad Vial de Allen llegó hasta el lugar del accidente y los efectivos policiales asistieron a los pasajeros. El micro doble piso había quedado íntegramente dentro de un desagüe de unos dos metros de profundidad y recostado sobre la alameda de una chacra. La situación, en los primeros momentos, era desesperante. Las ambulancias del hospital de Allen también trabajaron para auxiliar a las víctimas. Integrantes del Sindicato de Camioneros de Río Negro colaboraron con el rescate y aportaron un generador eléctrico para alumbrar el sector.

Según se pudo conocer, el chofer de 48 años pudo salir de la cabina del colectivo por sus propios medios pero presentaba una herida importante en el rostro.

La policía investigaba cómo la piedra fue a parar al interior de la cabina del micro. Si bien en un primer momento se creía que la piedra había sido despedida por un camión que circulaba en dirección contraria, la empresa «Vía Bariloche» informó que alguien arrojó la piedra intencionalmente. (DRN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.