Ago 10, 2022

ROCA PORTAL

El Portal de General Roca, Río Negro, Patagonia Argentina

Borghi convocó al roquense Canales para los próximos amistosos de Chile.

2 minutos de lectura

La vida deportiva de Gustavo Canales dio un giro casi increíble, de ensueño, en los últimos años. Sus tiempos de fútbol se aceleraron a tal punto que en 2005/2006 jugó su última temporada con la camiseta de Cipolletti y dentro de unos días enfrentará a España, la selección campeona del mundo, defendiendo los colores de Chile.

La lista de convocados por el Bichi Borghi para los amistoso del 2 de septiembre ante el equipo de del Bosque, y del 4 frente a México tuvo como novedad la inclusión del roquense, que hace un tiempo se nacionalizó chileno porque había tenido contacto con el renunciado cuerpo técnico de Bielsa, quien seguía de cerca sus pasos goleadores.

Borghi premió el rendimiento de Canales en la Universidad de Chile -ayer empató con el Fénix uruguayo 0-0 y sigue en la Sudamericana-. El roquense llegó a este club en un pase record para el fútbol chileno (1,2 millones de dólares) y proveniente de la Unión Española.

En un puñado de años transitó por todo tipo de países, clubes y categorías. De Cipolletti -tras descender al Argentino B en una final ante Paz Juniors que no jugó -pasó a Alsodivi, estuvo en Brown de Madryn y de allí cruzó la cordillera para sumarse a La Serena. Su nivel comenzó a crecer, mutó en un atacante de área y con mucho gol, pasó al Once Caldas, recaló nuevamente en La Serena y de ahí a la Unión Española, donde se transformó en figura. En esa institución llegó a la final del Apertura 2009, jugó la Copa Sudamericana y cerró esa temporada dorada con un traspaso a un River que empezaba a manejar desde lo institucional Passarella y que comandaba en la cancha Ángel Cappa.

El semestre en el Millonario fue para el olvido, estuvo a punto de pasar a Deportivo Quito y hasta lo testearon de Newell’s, pero finalmente se decidió por la Unión Española, donde volvió a romperla: 19 tantos en 21 partidos y un triplete en el 4-1 frente a la U de Chile le abrieron las puertas justamente de esa entidad, que lo disfrutó como nunca en la final del último torneo, cuando Gustavo le clavó tres goles a la Católica para la vuelta olímpica. A esa altura ya se había nacionalizado. Soñaba con ser de selección, algo que hace unas horas se transformó en realidad. (DRN)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.