Saltar al contenido

Asesinan en Roca a un Joven de 20 años

15653358906_2abf1d7c81_z

Fuente: Diario Rio Negro – Un joven fue asesinado ayer por la tarde de al menos dos disparos y por el hecho hay cuatro familiares suyos detenidos. Lo llevó su novia al hospital, pero el muchacho fue desangrándose en el asiento trasero de un auto y llegó sin vida.

Allí hubo escenas de mucho dramatismo, pues el Fiat Palio gris plata, con la trompa abollada y sin patente, quedó con las puertas abiertas, dejando a la vista el cuerpo de la víctima bañado en sangre.

Entre llantos desesperados y abrazos, algunos familiares anunciaron a gritos que habría una rápida venganza, lo que motivó un gran despliegue policial en distintos sectores de la zona norte de la ciudad.

La tensión estuvo presente durante el resto de la jornada, en medio de allanamientos y detenciones. Las fuentes policiales y judiciales indicaron que el trasfondo del conflicto entre dos grupos enfrentados de la misma familia tiene origen en la comercialización de drogas y otras actividades delictivas.

Al parecer todo comenzó en la calle Luis Piedra Buena casi Ruta 6. Pasadas las 14, Víctor “Nano” Etchegaray, de 19 años, recibió, al menos, un balazo en la cabeza y otro en un brazo. Instantes antes el Palio de la víctima había sido chocado por un VW Polo bordó-rojizo, se cree que para obligar al joven a detener su marcha.

Tras la balacera su novia lo llevó a toda velocidad al hospital y comenzó a pedir auxilio desde la calle del acceso sur del centro médico, a metros de la guardia. Pero ya no había nada por hacer. “Nano” fue revisado por los médicos dentro del auto y se constató que ya había muerto.

La noticia corrió rápido entre sus familiares, que comenzaron a llegar al hospital. La madre bajó corriendo de una moto y desesperada intentó acercarse al auto para ver al chico. Hizo falta la intervención de varios policías para retenerla fuera del perímetro precintado. Minutos antes, el padre había reclamado datos sobre el autor de los tiros. La novia de “Nano” gritó que había sido “Tito”, y enseguida el hombre le preguntó a una joven de su familia “dónde había dejado la pistola”. La adolescente le dijo que en su casa, y hacia allí partió en una moto, desesperado, anunciando la venganza.

Mientras efectivos de la Comisaría 31º custodiaban la escena en el hospital, el personal de la Comisaría 21º montaba un operativo en las calles Jilguero y Piedra Buena, en la toma de Barrio Nuevo. Cinco móviles con unos 15 efectivos comenzaron los allanamientos solicitados por el juez Gustavo Quelín y la fiscal Teresa Giuffrida. En el transcurso de la tarde y tras requisar varias casas del sector, fue secuestrado el Polo bordó y fueron detenidos los cuatro sospechosos.

Últimas noticias