Saltar al contenido

ARGENTINO B: LOS JUGADORES DEL DEPO, DE PARO

Por sueldos atrasados ayer no entrenaron. La CD prometió saldar parte de la deuda hoy.

“Nos explotaron dos bombas, una en cada mano…”, graficó ayer al mediodía el presidente de Deportivo Roca, Jorge Escaris. Por un lado la docena de empleados agrupados en el gremio Utedyc afectados al Complejo, hacía retenciones en los servicios por pagos atrasados. Por el otro, los jugadores del plantel profesional se negaban a presentarse al entrenamiento matutino, debido a la deuda que el club mantiene con ellos.

Lo de los empleados se solucionó casi de inmediato, pero distinto fue lo de los jugadores a quienes los dirigentes le adeudan casi todo el mes de septiembre y octubre.

“Los jugadores están reclamando algo que es justo”, aseveró Escaris en tono conciliador. “El tema es que tenemos varios frentes abiertos y los recursos no abundan. Si nos tapamos la cabeza nos descubrimos los pies, esa es la verdad”.

Anoche se reunión en la sede del club la cúpula Naranja y según lo confirmó el dirigente Carlos Pablo, hoy se cancelará parte de la deuda “con aportes personales. Traemos un arrastre importante, tuvimos que afrontar un par de juicios que heredamos, por lo que la situación no deja de ser grave”, apuntó el directivo.

Pablo contó que no ingresaron aportes prometidos sobre los montos antes acordados y no pudieron “cumplir con los jugadores, quienes son muy buenas personas y su reclamo es justo”, admitió el dirigente. Y agregó: “Estamos esperanzados en la reacción de la gente, necesitamos que nos apoyen, al igual que el empresariado que si bien nos vienen ayudando, no nos alcanza”.

En la mañana de ayer, los futbolistas le comunicaron al ayudante de campo Diego Landeiro la decisión, y también lo hicieron vía telefónica con el DT Ricardo Pancaldo, quien estaba en Santa Fe (llegaba hoy a Roca) por problemas particulares.

“Pancaldo nos apoyó en la decisión. Es que la situación es complicada, hay muchos muchachos con familia y la verdad es que no tienen un peso”, contó consultado por “Río Negro” Darío Sand, el arquero de Deportivo Roca, quien como capitán del equipo fue el vocero de sus compañeros en las negociaciones con los directivos.

“Después del partido con Alianza, en Cutral Co, los dirigentes nos dijeron que a más tardar el martes iban a cancelar septiembre, y eso no ocurrió. Por eso decidimos recurrir a esta medida”, agregó Sand.

“Particularmente sé que clase de dirigentes tenemos, no es nada en contra de ellos. Sabemos que buscan recursos por todos lados y que ellos siempre quieren lo mejor para nosotros. Pero así no se puede seguir”, admitió el capitán. Y agregó: “Nosotros sabemos que la plata va estar, de eso estoy seguro. Lo que pasa es que algunos muchachos están pasando por una situación límite”.

FUENTE: DRN

Últimas noticias