Saltar al contenido

ANTICIPAN COMPLICADA TEMPORADA FRUTICOLA EN LA REGION

Una nueva temporada frutícola “complicada” es la que se avecina en el horizonte más cercano. Es que las condiciones en las que se llega “son peores” que el último año.

Por caso, sólo un 50 por ciento de los chacareros de toda la región pudo cumplimentar las tareas de poda, un 30 por ciento directamente no las realizó, y el resto “hizo lo que pudo, a medias”.

Así lo aseguró Jorge Figueroa, el presidente de la Federación de Productores de Río Negro y Neuquén. La gran mayoría tampoco pudo, según apuntó el productor, poner en condiciones las chacras.

“Todo está atrasado. Con la poda es más evidente, pero también el atraso se da con el resto de las tareas culturales, los trabajos de suelo, la limpieza… Venimos de un año económicamente malo, y las expectativas son mucho peores. Si no hay cambios estructurales de fondo, esto no va a cambiar”, opinó Figueroa.

El máximo dirigente de la Federación evitó críticas y opiniones sobre los “vaivenes políticos” en el seno del gobierno provincial, y la salida del ministro de Producción, Juan Manuel Pichetto. Sin embargo, consideró que “para nosotros es lamentable todo lo que está sucediendo. Lo que esto hace, en un momento tan difícil para el sector es atrasar las gestiones y el nivel de resultados. Es lamentable que la prioridad la tenga este vaivén político y quedemos postergados”.

Figueroa se mostró partidario de que el futuro ministro de Producción sea una persona “que tenga conocimiento de la realidad económica provincial, con vocación de diálogo y que tenga en claro las reestructuraciones que necesita esta economía”.

El dirigente, en diálogo con “Río Negro” reclamó que se busque solución a uno de los problemas centrales de la fruticultura: “los altos costos, que hacen que no seamos lo competitivos que exige el mercado”. “No tenemos los retornos que deberíamos tener -dijo-. Tenemos costos que superan, en un 35 por ciento, el retorno que tiene el productor”.

Figueroa destacó el pedido que se realizó a los gobiernos neuquino y rionegrino “para que se pongan al frente de la situación”. Exigieron así una “política frutícola provincial donde se tengan varios puntos en consideración, la diversificación, la reconversión, dar a esta economía un marco de certeza, una política estructural a nivel regional, orientando a la producción en función de nuestro mercado. Tener un sustento propio”.

“Estamos muy atrasados. Este gobierno (de Alberto Weretilneck), no lo quiero justificar, pero no tiene la culpa, son atrasos de años”.

Últimas noticias