ROCA – Piden entre 6 y 16 años de prisión para los acusados del homicidio de Alta Barda

El hecho ocurrió en octubre del año pasado y el juicio tuvo sentencia en noviembre, cuando se halló culpable a todos los acusados por homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Luego de que se los hallara responsables por la muerte del joven, la fiscal Teresa Giuffrida solicitó penas que van desde los 6 y hasta los 16 años de prisión para los cuatro implicados en el asesinato de Raúl Mondaca.

El hecho sucedió en octubre del año pasado y el juicio los declaró culpables, por quienes la funcionaria solicitó para el autor material 16 años; mientras que para quien traía el arma y la pasó pidió 14; mientras que para quien tomó el arma solicitó 12.

Por su parte, para quien sacó al autor del asesinato del lugar del hecho en moto, solicitó una pena de seis años de prisión.

“Se tuvo en cuenta para superar los mínimos de pena el número de intervinientes en el hecho, y el resultado de la acción, que fueron dos víctimas”, agregó Giuffrida, quien consideró como atenuantes la falta de antecedentes penales de los autores del crimen.

Desde la defensa particular anticiparon que impugnaran la decisión de culpabilidad, ya que “nuestros defendidos son inocentes”.

Sin embargo, sobre las penas, indicaron que se les otorguen las mínimas, contemplando la edad de uno de ellos, de otro que se encuentra trabajando y tiene a su cargo a su madre, y de un tercero porque tiene estudios secundarios terminados y trabajo estable.

En octubre pasado, la fiscalía solicitó la prórroga de prisión preventiva para el autor del hecho, único detenido, y el juez Julio Martínez Vivot resolvió fijarla en 4 meses.

El hecho

Raúl Mondaca tenía 28 años cuando, en octubre del año pasado, fue herido de bala en su cabeza, en el contexto de un conflicto de vieja data entre dos grupos del barrio Alta Barda.

El hecho fue registrado en la intersección de Las Petunias y Las Camelias, donde el joven fue víctima de una agresión grupal y ultimado con un disparo en la frente, cuya bala quedó alojada en el cerebro.

Entonces, Mondaca era conocido en el ambiente delictivo. Finalmente, el hombre falleció en el hospital Francisco López Lima, cerca de las 21 del mismo día en que fue herido.

Como consecuencia del largo enfrentamiento entre los dos grupos, que serían familiares, en una de las audiencias del juicio que investigaba la muerte de Mondaca hubo también un cruce entre las partes, donde uno de los presentes sacó un arma blanca.

FUENTE: DIARIO RIO NEGRO

Comentarios