“Maté a la bruja”: lo que habría dicho el policía al asesinar a su vecina en Roca

 

FUENTE: RIO NEGRO – Además, fuentes judiciales confirmaron que el ataque se produjo en el interior de la vivienda de la mujer.

“Maté a la bruja, maté a la bruja”. Según informaron hoy fuentes judiciales, esas habrían sido las palabras que lanzó Basilio Huenumilla, el policía acusado luego del crimen de su vecina, ocurrido anoche en la zona del barrio Universitario de Roca.

Los primeros pasos de la investigación se orientan a determinar si existía algún tipo de enfrentamiento previo entre la víctima y el uniformado.

Fuentes judiciales también confirmaron que el ataque se produjo en el interior de la vivienda de la mujer. De esta manera, todo indicaría que hubo primero un episodio de máxima tensión en la casa del policía, en el que ya habría manifestado sus intenciones de utilizar el arma reglamentaria, para trasladarse luego hacia el inmueble de la víctima y efectuar los disparos.

Desde el Poder Judicial también se confirmó que la víctima fue identificada como Evangelina Cayuleo.

De acuerdo a los primeros testimonios -extraoficiales- que obtuvieron los funcionarios judiciales que intervienen en la causa, además de información aportada por fuentes policiales a “Río Negro”, el policía habría recriminado previamente la influencia que ejercía su vecina sobre alguno de los miembros de su familia.

Anoche, alrededor de las 22, la situación de crisis derivó en el violento ataque hacia la mujer, que no tuvo posibilidad de defenderse ni evitar la balacera que acabó con su vida.

¿Celos policiales?

Por otra parte, las fuentes judiciales consultadas por “Río Negro” revelaron también que las primeras horas de la investigación no fueron fáciles, a partir de la decisión de convocar a la Policía Federal para que lleve adelante los procedimientos.

Cuando se enteraron de esa decisión, la reacción inicial de la Policía provincial se habría orientado al quite de colaboración, algo que se solucionó luego de contactos telefónicos entre autoridades de la Procuración General y de la Jefatura de la fuerza.

Comentarios