LLEGÓ el TERMOCICLADOR a GENERAL ROCA. El HOSPITAL LOPEZ LIMA podrá HACER los TEST de COVID-19


FUENTE LA COMUNA – Es el costoso equipo que donaron empresarios y comerciantes de la ciudad tras una colecta millonaria. Ahora solo resta su instalación y habilitación por parte de Salud Pública.

Ahora sí, el López Lima se encuentra mucho más cerca de poder comenzar a realizar los test para detectar coronavirus. El valioso refuerzo en la ciudad -teniendo en cuenta que hasta el momento los estudios se realizan en un laboratorio privado local y otras muestras se envían a Viedma- servirá para la nueva fase anunciada por Salud Pública de mayores testeos entre los contactos estrechos con infectados.

El termociclador, el equipo que permite realizar este estudio, llegó a Roca. Las cajas que contenían los equipos arribaron hace un par de días atrás y en el hospital se encuentran preparando una sala especial para su instalación.

El aparato, adquirido en Buenos Aires, fue donado tras la colecta millonaria que impulsaron y concretaron más de 150 empresarios y comerciantes de la ciudad. Así lo confirmó a GNR Noticias, el empresario Gustavo Soto.

En un principio la voluntad era adquirir respiradores pero esto no se pudo concretar debido a la intervención del Estado Nacional sobre la fábrica que los produce en el país.

«Todo el equipamiento llegó directamente al hospital, así que ahora solo resta su instalación, calibración y que dispongan de los reactivos y el personal», adelantó Soto.

«Estamos muy contentos por poder colaborar y mientras tanto seguimos con las donaciones, seguimos entregando los elementos de protección personal (EPP), nos siguen llegando pedidos, y estamos muy conformes de poder equipar a los médicos y el personal de salud para que estén protegidos en el momento de atender los pacientes», sostuvo Soto.

El total recaudado, aunque se siguen sumando algunos aportes, superó los 6,2 millones de pesos.

En el Hospital se acondicionó un espacio para su instalación que cuenta con «tres áreas definidas» para abarcar las etapas del procesamiento de las muestras y también se logró recuperar una «cabina de bioseguridad», tipo 2, que estaba sin uso en otro nosocomio de la zona.

También se llevó a cabo la capacitación del personal, por lo cual solo resta la instalación y la «luz verde» de Salud Pública para poder comenzar a realizar los test.

Comentarios