45 pacientes esperan por sus cirugías en el HOSPITAL de ROCA

 

DIARIO RIO NEGRO – La protesta de los trabajadores del Hospital López Lima de Roca se amplía a otras áreas y afecta ahora a las cirugías programadas. Unas 45 personas esperaban ayer para poder ser operadas.

Los efectos del recorte en la salud golpean también a otros hospitales. En el de Chimpay, en Valle Medio, crecen las quejas por la falta de medicamentos y la falta de pago de las obras sociales IPROSS y PAMI.

Desde hace tres días, en el quirófano del hospital roquense –uno de los de mayor complejidad en la provincia-sólo se intervienen los casos de urgencia.

La medida comenzó a aplicarse sorpresivamente desde el martes pasado, en el marco del plan de recorte de guardias y horas extras dispuesto por el gobierno provincial.

Tras la ocupación de la dirección del hospital de Roca, efectuada la semana pasada, la salida intempestiva de la directora Delia Duarte y la llegada de la nueva titular, la atención en los servicios se ve afectada.

Mañana, la jefatura de quirófano junto a la dirección del hospital evaluarán como continúa la situación, y no descartan que la medida pueda prolongarse.

Antes del recorte que aplicó el gobierno de Alberto Weretilneck, en el López Lima se realizaban aproximadamente 15 cirugías programadas por día, más las de urgencia, que en un día de intensa actividad podría alcanzar las 5 intervenciones.

Desde el martes pasado, todo cambió . Sólo se realizan las cirugías de urgencia y se pondrán en suspenso todas las demás. A modo de ejemplo, el martes por la mañana sólo se realizó una operación de cadera, que ingresó como urgencia.

Por otra parte, luego de que el año pasado se estrenaran las nuevas salas del quirófano con la presencia del gobernador Weretilneck, hoy se está utilizando sólo una de las cinco salas con las que cuenta el área, deslizaron los trabajadores del hospital.

En tanto, en Chimpay, la nueva directora Marisol Silisqui, describió la difícil situación que atraviesa el centro de salud. Dijo que no hay medicamentos para los que concurren a la consulta y que las obras sociales están muy atrasadas. “Ipross y PAMI hace un año y medio que no pagan, mientras que Osprera lleva un atraso de 4 meses. No es poco si se tiene en cuenta que los pacientes de estas tres obras sociales son los que más recurren a la asistencia médica”, dijo en declaraciones a FM Estación de Choele.

Describió que sólo cuentan con medicación para urgencia, y carecen de remedios para pacientes con enfermedades más complejas.

Comentarios